12 nov. 2015




TEJIDO ALZHEIMER



Llegas dudosa,

con la misma mirada interrogante.

Traes el excedente de arrugas

y la escasez en los recuerdos.

Mis manos extendidas son la señal,

te abrigo, me respondes,

sé que algo en ti se orienta.



Qué deseo vestirte la memoria

de unos pies pequeñitos

que alzaban olas en tu vientre.

Y solo nueve lunas

hacia un gozo sin límite –decías.

Tu abrazo tan extenso

amoldándose a mi cuerpo menudo,

la urgencia de mis labios por beberte.



Duele el olor de los recuerdos,

aquellos días de jardín,

la corona de flores de un domingo

en que fui tu ángel.



Hoy rescato el perfume de la lana,

tu aire de tantas horas…

Las agujas fluyen del anillo al corazón,

sin minutos de vuelta,

danzan casi metálicos

tus dedos curvos,

pones una sonrisa en el olvido.



Desearía coger el relevo,

con mi infancia de hebras azules

empezar a tejerte,

cada punto una imagen.



Y al atardecer te pienso allí,

cuando el sol vuelve a caer en negrura,

ladrona de los párpados

que me visten el luto.

La tristeza de que te estás yendo

esconde la angustia de saberte

muy cerca del sendero a las cenizas.



Al fin vence la luz,

me cuenta que fuiste sereno abrazo

de este yo tan mío

que ahora encoge.

Oigo tus pasos,

quizá me hablen de los amaneceres

cuando tu beso madrugaba.



Y es la luz que deslumbra

este nido de soledad.

Tan solo la nostalgia,

destejiéndome.

T a n  s o l o… t a n  s o l a …

tú en mí, por todo el tiempo, viva.


(XVI Premio de Poesía Círculo de Bellas Artes 2015)





27 abr. 2015

HOMENAJE




       (Foto tomada de Google)
                                                        

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Jaime Gil de Biedma


Abrazaste, abrazamos la idea

— ilusa juventud—

de que la vida

se alcanzaba a un toque de mano,

que nos comeríamos el mundo.

Y nunca imaginamos

que quizá el mundo

nos podía comer.



Hoy Europa nos mastica

y España, esta España mía y tuya,

nos muerde a diario.

Impunemente nos roban

a pie y sin arma.

Nos dejan cada día

los ojos y la boca

más abiertos de asombro

y en cuántos de hambre.



Algo nos sangra por dentro

y llama a la lucha.

Triste aquella guerra que aún se oye

y sigue colgándonos al pacifismo.



Es casi suerte

que tú ya no estés aquí,

pero  tus poemas 
respiran.

Entre tus versos me deslizo,

sé que en ellos aún vives

que vivo, que somos, que soy.


(Homenaje a Jaime Gil de Biedma
Facultad de Filología UCM.
25/04/15)



30 ene. 2015

A LOS JÓVENES



Levántate y corre,

porque andar ya no sirve.

No sirve la huida

rodando el placer de ser joven.



Te miente el sé feliz

que altera las neuronas,

vomitando por la calle

el ácido corrosivo de tus problemas.



No te agarres al ahora del delirio

si a tu hoy ya le robaron la vocal

y el futuro te lo dejan sin palabra.

Oscuro y será negro

si codo a codo no luchas lo que es tuyo.



Despertad, levantaos y corred

porque andar ya no sirve.

De nada sirve

vivir dulcemente las aceras,

uníos a tomar la calzada.



Lo sabéis hoy y cualquier día,

jóvenes comprometidos,

juntos y más

y más y todos frenaremos éste…

y otros y tantos atropellos,

abriendo la explanada del FUTURO

con mayúsculas y con todas sus letras.



Ana Galán Vigo 
Plataforma de afectados HepatitisC
Poetas en marcha 10/01/15